Ir al contenido

Ministerio de Universidades - Gobierno de España

Zientzia, Berrikuntza eta Unibertsitate Ministerio

Igualdad en cifras

Género y universidad

  • El acceso y rendimiento de las mujeres en el sistema educativo universitario es ligeramente más elevado que el de los hombres
  • Sigue habiendo importantes condicionantes de género en la selección de las ramas de conocimiento y de los estudios. La infrarrepresentación de los hombres en las ciencias de la salud o las sociales y jurídicas, así como la infrarrepresentación de mujeres en los estudios de ingeniería y de arquitectura es muy elevada, y hacen falta medidas de cambio de calado para modificar estas tendencias. Estas medidas deben efectuarse con mayor intensidad a lo largo del desarrollo educativo previo al acceso a la universidad, pero también desde el ámbito universitario a través de un análisis y modificación adecuada de las metodologías, contenidos y comunicación de los estudios que cuentan con estas infrarrepresentaciones
  • A pesar del mayor acceso de las mujeres a los estudios universitarios y de su mayor rendimiento académico, una vez finalizan sus estudios e inician la carrera profesional docente e investigadora las desigualdades de género se acentúan A modo de ejemplo, en materia de investigación, de la evolución entre el 2013-2016 de la tasa de éxito y de la distribución de ayudas a proyectos de I+D+i solicitadas y concedidas según el sexo de las Investigadores/as Principales, se desprende que:
    • las mujeres solicitan estas ayudas entre un 34 y un 36% en función del año
    • acceden a estas ayudas entre un 31 y un 35%,
    • su tasa de éxito a la hora de conseguir dichas ayudas es del 42%, mientras en los hombres ésta asciende al 49%.
  • El impacto de la pandemia del COVID-19 en la producción científica de mujeres y hombres pone de manifiesto que la desigual conciliación durante el confinamiento se traduce en mayores dificultades para las mujeres a la hora de desarrollar su actividad investigadora y en una ligera menor producción científica, lo que en el medio y largo plazo puede incidir negativamente en su carrera profesional. En concreto, los datos indican que un 30,8% del personal investigador no presentó ninguna publicación durante el confinamiento, del que un 27,9% son hombres y un 33,1%, mujeres. Del 69,2% que sí las ha presentado, un 43,6% de hombres presentó dos o más publicaciones, frente al 37,2% de mujeres.
  • Las diferencias por sexo de las plantillas del Personal Docente e Investigador en los OPIs y las universidades en el año 2018-19 son aún muy significativas. El porcentaje de mujeres entre el total del personal investigador de los OPIs es del 42%, porcentaje que desciende al 25% en las categorías de Grado A (que en OPIs agrega al profesorado de investigación y al profesorado catedrático de universidad). En las universidades, las mujeres representan, por un lado, el 36,3% del funcionariado, siendo únicamente el 23,9% del cuerpo de Catedráticos/as y el 41,1% del cuerpo de profesores y profesoras Titulares. Por el otro lado, representan el 45’8% del personal contratado, superando el 50% en las plazas de profesorado ayudante doctor, sustituto y lector. El único dato que nos permite observar que en la próxima década pueda haber una leve reducción de esta desigualdad es que las mujeres representan el 52,9% de la cohorte del PDI menor de 30.

Sexenios de transferencia y género

Síguenos en ...

© 2021 Ministerio de Universidades